Averías en camiones: Conoce las más frecuentes para poder anticiparlas

camión averiado en carretera

Los camiones son los grandes superhéroes de la logística. Su labor en la distribución de bienes hace que podamos tener disponibles todo tipo de productos independientemente de su localización. El transporte es fundamental para todos los ámbitos de la sociedad, pero no deja de ser un vehículo que puede averiarse.

 Por este motivo, es imprescindible comprender que este medio de transporte requiere un mantenimiento. Más aún, cuando es el puesto de trabajo de una persona y un mal cuidado podría poner en riesgo su integridad.

Esta es la razón por la cual hoy vamos a hablar de las averías más comunes en los camiones. Conocer dónde suceden los principales problemas es esencial para prevenirlos y realizar un mantenimiento exhaustivo.

¿Cuáles son las averías más frecuentes en un camión?

Si te dedicas al transporte de mercancías, pero no sabes cuáles son los principales fallos que pueden ocurrirle a tu vehículo…¡quédate! Además, te damos algunos consejos para actuar en caso de que te sucedan.

No obstante, la mejor recomendación es confiar en profesionales del sector con experiencia y garantía de calidad. En Gomáriz Motor contamos vehículos de altísima gama y con un mantenimiento regular que nos permite evitar fallos imprevistos.

Sistema eléctrico

Aunque pueda parecer un fallo insignificante, es muy habitual en los camiones. Por ese mismo motivo, se subestima y se revisa con menor frecuenta. Es entonces cuando los cables y el sistema en general quedan expuestos a averías por multitud de causas. Aunque las más frecuentes podrían ser las altas o bajas temperaturas, así como cables mordidos por pequeños animales que se introducen en el vehículo.

Consejo: no subestimar ninguna parte del vehículo y llevarlo a revisar a talleres profesionales anualmente. Así como el resto de revisiones recomendadas cuando se supera un kilometraje.

Motor

Esta es una de las piezas clave y, a la vez, más castigadas. Cada conductor conoce el sonido de su vehículo, por lo tanto, un ruido raro podría alertarnos. Pueden tener que ver con una excesiva temperatura, pero también con pequeños desperfectos.

Recomendación: cuida el corazón de tu vehículo como lo haces con el tuyo propio, revisiones y atención total ante cualquier sospecha.

Neumáticos / Ruedas

Probablemente, después del motor, las ruedas son las más castigadas en el funcionamiento de un camión. Este tipo de vehículos realiza miles de kilómetros y, por ello, su desgaste es mucho mayor que un coche particular.

Esta parte del camión es muy importante ya que un fallo puede ocasionar un accidente con gran riesgo. Por lo tanto, es crucial controlar la presión, el dibujo o si tiene algún tipo de elemento clavado. De esta forma, podremos evitar que se pinchen o exploten mientras conducimos.

Transmisión

Esta parte del vehículo es como el director de una orquesta, permite que este funcione. El cambio de las marchas es su principal cometido y tratar la palanca de cambios de forma violenta y forzándola puede ser peligroso.

Esto supone un mayor desgaste de la estructura, que a su vez puede perjudicar al motor si no se cambia a la velocidad adecuada. Cada acción cuenta para el manteamiento del camión.

Aire acondicionado

La gran cantidad de horas que se usa el aire acondicionado y la calefacción dentro de la cabina hace que aumenten las posibilidades de que se averíe. No cabe duda que esto lo notaremos enseguida, pero será incómodo en el caso de que suceda de imprevisto y tengamos que hacer un largo viaje con una temperatura inadecuada.